miércoles, 17 de marzo de 2010

Principales pensamientos perturbadores:

Los principales pensamientos perturbadores que pueden contribuir al stress docente traumático son:
Generalización: a partir de un hecho o un detalle, se extrae una conclusión general.

Filtrado: se juzga o interpreta una situación, comportamiento de una persona, etc…solo en base a los aspectos o características negativas de la misma.

Polarización: se interpreta cualquier cosa o situación de forma extrema, sin término medio. Bueno o malo, perfecto o desastroso. No hay término medio.

Catastrofismo: se exageran las consecuencias desagradables de alguna situación difícil.

Interpretación del pensamiento: sin dejar que el otro hable, exprese sus sentimiento, o explique su comportamiento, ya sabe lo que piensa y por qué actúa de esa manera.

Personalización: todo los que los demás hacen o dicen parece que va dirigido a uno. Uno es la referencia de todo lo que ocurre.

Falacias de control: se siente víctima del destino, desamparado, incomprendido, indefenso, sin poder de cambio.

Falacia de justicia: se cree que lo justo es lo que uno piensa o hace y que los demás actúan de forma injusta.

Culpabilidad: se considera que los demás son los responsables del sufrimiento y los problemas de uno mismo.

Debería: son expectativas elevadas o normas rígidas que son difíciles de cumplir.
Transmiten la idea de que es algo muy importante para uno, que duda si es capaz de conseguirlo, pero que no se perdona a sí mismo por no lograrlo. O también suponen expectativas que los demás deben cumplir y a los que no perdona si no lo hacen.

Razonamiento emocional: lo que parece de determinada forma debe ser así. Si parece que es estúpida seguro que es así.

Falacia del cambio: uno siente que puede cambiar a los demás, lo que necesita en el fondo para la propia felicidad.

Etiquetas globales: se generalizan una o dos cualidades negativas hacia un juicio negativo global.

Tener razón: responde al deseo constante de tener razón o imponer sus razones.

La falacia de la recompensa divina: uno espera verse recompensado algún día de todo el sacrificio y abnegación.

Pensamientos irracionales: generarse expectativas cuyas probabilidades de darse
son mínimas, ya que van contra la lógica de la razón.


Autor
José Carrascosa Oltra
Fuente
http://www.edu.gva.es/per/docs/rlestres_2.pdf
Edita:
GENERALITAT VALENCIANA CONSELLERIA DE CULTURA Y EDUCACIÓN.
Dirección General de Ordenación, Innovación Educativa y Política Lingüística.
Servicio de Formación del Profesorado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs