lunes, 20 de diciembre de 2010

La desvalorización social del oficio repercute en la salud docente

Existe una alta valoración de los maestros sobre la importancia social de su trabajo, que no condice con la impresión social del mismo". Esta es una de las conclusiones de una investigación realizada por docentes de distintas escuelas rosarinas. El trabajo sostiene que esta contradicción repercute en la salud de los educadores.

El estudio fue realizado por participantes del curso de la Facultad de Medicina de la UNR en salud y trabajo para delegados y promotores comunitarios, que indagó mediante encuestas a docentes de distintas escuelas y niveles del sistema educativo sobre los factores que provocan lo que se conoce como "malestar docente". La naturalización de las deficientes condiciones laborales y la carga doméstica que se suma a la tarea pedagógica son también temas que aborda la investigación.


"Tenemos la ventaja de que contamos con una ley de comités mixtos —conformada por Estado y los gremios— que si bien aún no entró en vigencia, esperamos que en cualquier momento nos convoquen para sentarnos a discutir varias de estas problemáticas", apunta Laura Bianchini, maestra de primaria y secundaria, que participó de la investigación junto con Marcela Ríos, Alejandrina Lovatto, María Alejandra Bustamante, Blanca Lesce, Sandra Espinosa, María Fernanda Rebechi, Isabel Della Longa, María Teresa Solé y Linda Torres. El estudio fue publicado en la revista "Condiciones de trabajo y salud laboral", de la Secretaría de Asuntos Sociales de Amsafé Rosario.


La desvalorización social que sienten de su trabajo los docentes es uno de los puntos que los afecta en los diferentes niveles de la enseñanza. "Si uno mira la historia de la docencia, antes el maestro ocupaba un lugar en la sociedad que ahora se encuentra un poco confuso", comenta Bianchini, para quien la desvalorización se da sobre todo dentro del propio sistema educativo: "En lo salarial esta clarito, eso marca realmente el lugar en el que nos colocan como trabajadores, pero también como formadores de individuos dentro de una sociedad". Enseguida agrega que como una consecuencia de los límites salariales, aparecen las dificultades de los maestros para acceder a los bienes culturales.



Naturalización

Fernanda Rebechi, también docente de nivel primario y medio en escuelas de la ciudad, anota dentro de las situaciones que generan malestar docente la naturalización de aquellos hechos que hacen mella en las condiciones de trabajo. "Nos acostumbramos a ir a trabajar enfermos, a enseñar con techos precarios, instalaciones eléctricas peligrosas y a hacernos cargo de un montón de cosas que en realidad deberían pasar por otro lado", dice.


Otra de las causas sobre las que llama la atención y que hacen a este malestar es la multifunción laboral. Es que a la tarea estrictamente docente se le agrega la carga doméstica que ejercen las maestras: "La mayoría en el gremio docente somos mujeres, madres y en muchos casos sostén de hogar".


Para el secretario de Asuntos Sociales de Amsafé Rosario, Daniel Couselo, "todas estas situaciones provocan una multiplicidad de malestares que llevan a daños fundamentalmente en la salud mental de los maestros". En tren de mencionar posibles vías de prevención desde el espacio gremial, propone introducir en la formación docente espacios de reflexión sobre los derechos y las condiciones de trabajo de los educadores



Fuente

http://www.lacapital.com.ar

martes, 14 de diciembre de 2010

Estrés docente



Estrés docente
EL ESTRÉS DOCENTE
MERCEDES SICILIA MOLINA PSICOPEDAGOGA

Slide 2

EL ESTRÉS DOCENTE: ¿QUÉ ES? CAUSAS DEL ESTRÉS DOCENTE CONSECUENCIAS REACCIÓN ANTE ESTE TIPO DE ESTRÉS Evaluación Estrategias de intervención



Slide 3

¿QUÉ ES?: El estrés es un estado personal de excesiva activación física y psicológica, relacionada con el esfuerzo necesario para hacer frente a las demandas de un trabajo o una profesión que, cuando se cronifica, tiene repercusiones negativas para la salud. El estrés docente se relaciona con el esfuerzo para enfrentar las demandas de los centros educativos. Síndrome "Profesor Quemado" Los retos docentes de hoy día se encuentran centrados en dar una respuesta adecuada a la diversidad, conseguir una educación centrada en el alumno y sus necesidades sociales, intentando mantener una buena eficacia docente. En ocasiones, la conjunción de todo estos factores sobrepasan al docente.









Slide 4
CAUSAS DEL ESTRÉS DOCENTE: En la cotidianeidad, el profesor se ve obligado a mantener la atención del alumno; ha de responder inmediatamente a preguntas, a veces impertinentes, o actitudes agresivas de alumnos; ha de estar alerta y manifestar actitudes dialogantes ante situaciones de conflicto con padres y compañeros; y mantener un nivel adecuado de eficacia docente El estrés docente surge al producirse un desequilibrio entre los objetivos pedagógicos que se pretenden y los recursos, tanto personales, materiales u organizativos, de que dispone. FUENTES DE ESTRÉS: Falta colaboración de las familias Diversidad de necesidades educativas Problemas de disciplina Falta de motivación e interés Falta de reconocimiento social Escasez de recursos Conflictos entre compañeros
Slide 5
CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS DOCENTE: PERFÍL PSICOLÓGICO: Es un proceso que comienza como consecuencia de: -Pérdida de ilusión profesional. Se aumenta el esfuerzo, con lo que su sensación de estrés aumenta. -Aparece irritación, tensión o miedo al aula e incluso a los compañeros y alumnos. -Piensan exageradamente sobre sus limitaciones y tienen miedo a que sean percibidas por sus compañeros Sentirse mal pagado y sobrepasado por el trabajo Sentirse desvinculado del centro donde se trabaja y de los compañeros Incapaz de hacer frente a problemas de indisciplina, a los alumnos con NEE o al trabajo burocrático Sentirse deprimido al acabar la jornada laboral Faltar al trabajo frecuentemente debido a problemas leves de salud
Slide 6
El malestar comienza como un desconcierto ante el desequilibrio entre las expectativas y la realidad. La mayoría de los docentes activan mecanismos de adaptación y motivación profesional. Pero en los casos en los que el problema persiste se va generando malestar, reaccionando con inhibición e insatisfacción. Se comienza el proceso de “estar quemado” Entre las dolencias, la depresión es la más frecuente. También son muy comunes los dolores musculares y las disfonías. Representa un riesgo general para la salud. Una persona con estrés laboral es más fácil que enferme CONSECUENCIAS Muchos docentes con cierto grado de estrés laboral son capaces de deslindar su vida personal y familiar de su su trabajo, por lo que no llega a afectarles. Pero, si el estrés llega a minar la autoestima, repercutirá en su vida personal de forma negativa.
Slide 7
REACCIÓN ANTE EL ESTRÉS DOCENTE: Este tipo de estrés se ve como una relación particular entre el propio individuo y su entorno. Se introduce la importancia de la evaluación que hace el sujeto de la situación y enfoque que le da. El papel de las fuentes de presión y las respuestas de tensión en el fenómeno del estrés se define porque las primeras provocan a las segundas, si bien es cierto, que algunas pueden funcionar como desencadenantes de nuevas respuestas. Es lo que viene a denominarse CÍRCULO VICIOSO El estrés, en estas circunstancias, está muy relacionado con aspectos como la forma de AFRONTAR las situaciones laborales que se presentan, las CREENCIAS que mantiene acerca de cómo debe ser la enseñanza, o la propia MOTIVACIÓN para el trabajo que ha de desempeñar como docente.
Slide 8
EVALUACIÓN: Uno de los primeros pasos para afrontar el problema del estrés laboral es la identificación y evaluación de los factores que lo producen, sugiriendo hacer un diagnóstico de la situación, así como de las alteraciones que se producen en la persona por encontrarse en dicha situación. Desde el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo se ha confeccionado un cuestionario para identificar y valorar los posibles factores desencadenantes del estrés en personal docente. SE TRATA DE: Poder identificar y valorar qué situaciones son las más estresantes. Identificar los estilos de afrontamiento. NTP 574: Estrés en el colectivo docente: metodología para su evaluación. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (España). Escala: fuente de estrés en profesores (E.F.E.P.)


Slide 9
ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN COMO ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN PARA SUPERAR EL ESTRÉS DOCENTE, SE PUEDEN APUNTAR: ESTRATEGIAS INDIVIDUALES: Son técnicas paliativas para reducir la experiencia emocional del estrés. Técnicas conductuales: enseñan a desconectar del trabajo y separar la vida personal y familiar de la laboral. Se proponen entrenamientos basados en programas de refuerzos, time out, control de contingencias, autorreforzamientos y evitación. Técnicas psicológicas: formación en trabajo en equipo y reconstrucción de pensamiento e ideas de la enseñanza; habilidad asertiva; programas de evitación y afrontamiento ante la depresión. Se pueden coordinar junto a la utilización de músico terapia. Orientación cognitiva: identificación de distorsiones cognitivas y el entrenamiento en inoculación del estrés; entrenamiento en solución de problemas, autocontrol; técnicas de resistencia y habilidades de afrontamiento.
Slide 10
ESTRATEGIAS GRUPALES: Se centran en la búsqueda de apoyo social (familiar, amigos o compañeros). Los grupos de apoyo, la escucha, el apoyo emocional, influyen, en gran medida, en la prevención y tratamiento de este tipo de estrés. Las estrategias grupales no dejan de ser las mismas técnicas presentadas en el apartado anterior, solo que aplicadas en grupo. De esta forma, se exponen los problemas, intercambiando opiniones, dando la fuerza necesaria para afrontar las situaciones, reconfortando y dando consejos.
Slide 11
BIBLIOGRAFÍA: -El Estrés Docente: http://www.aidex.es/estrés/panfleto.htm -Entrevista a Jordi Fernández (Vicedecano de la Facultad de Psicología de la Universitat Autónoma de Barcelona): www.educaweb.com -Estrés y burnout en profesores: www.aepc.es -NTP 574. Estrés en el colectivo docente: metodología para su evaluación. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Escala: Fuente de Estrés en Profesores (E.F.E.P.):

sábado, 11 de diciembre de 2010

Preparación para enfrentar el estrés debería formar parte de planes de prevención en el área de salud

“Estrés, estrés, estrés, una palabra que está en boca de todo el mundo, sin embargo, ¿estamos conscientes del impacto para el sistema inmune, y por lo tanto para la salud, de un estrés crónico que se viva con depresión, tristeza, desesperanza y miedo?” Esta es una frase de la Dra. Marianela Castés, fundadora y directora de Creando Salud, una organización venezolana integrada por un equipo transdisciplinario de especialistas en inmunología e inmunología clínica, medicina, psicología, psiquiatría, nutrición y terapia psicocorporal, quienes han venido trabajando juntos desde hace 15 años (inicialmente como Fundasinein) en pro de la divulgación, la docencia e investigación y las metodologías terapéuticas integrativas basadas en la Psiconeuroinmunología (PNI).

Según la química-inmunóloga, “originalmente el estrés fue definido en términos biológicos como la reacción no específica del organismo a cualquier exigencia que se le haga. Es normal y hasta deseable que los mamíferos superiores tengamos un sistema que nos permita dar una respuesta rápida y eficaz ante cualquier alteración del medio ambiente que ponga en peligro la sobrevivencia, lo que se conoce también con el nombre de respuesta de lucha y huída. Sin embargo, hoy en día, las personas están sometidas a otro tipo de estrés que tiene que ver con aspectos emocionales, el cual produce los mismos cambios en el organismo pero con el agravante de que permanecen en el tiempo”, como es el caso del estrés ante un desastre natural.

El estrés emocional cambia la química del cuerpo “Cuando las personas perciben que las circunstancias de la vida han superado su capacidad para enfrentarlas sufre un estrés emocional que afecta al sistema inmune al ser procesado por una vía neuroendocrina, a nivel de la corteza cerebral en el sistema límbico, lo cual activa el eje Hipotálamo-Pituitaria-Adrenal con producción de diversas hormonas, entre ellas la ACTH, la cual estimula en las glándulas suprarrenales la producción de los glucocorticoides, entre ellos el cortisol. Todos los experimentos hechos in vivo o in vitro demuestran que en presencia de cortisol hay supresión de la respuesta inmune”, explica Castés.

Es así como los deprimidos crónicos cursan con altos niveles de esta hormona y se enferman más de enfermedades infecciosas y también de cáncer, como lo demuestran muchos estudios epidemiológicos. Por la vía autonómica, la vía eléctrica, en respuesta a un estrés físico, se producen catecolaminas (adrenalina y noradrenalina). La adrenalina también es un fuerte supresor de la respuesta inmune cuando el estrés es crónico. Este es el tipo de estrés que padecen los ejecutivos, los corredores de bolsa o las personas altamente competitivas.

Estudio de caso: Sistema inmune en desastres naturales “Para entender este aspecto, explica Castés, nos basaremos en los resultados de una investigación pionera realizada por el Dr. George Solomon (1998) en la que se relaciona estrés, emociones y respuesta inmune. El estudio consistió en la evaluación psicológica, emocional e inmunológica de 68 personas afectadas por el terremoto de Los Angeles, en 1994. La evaluación comenzó a los 11 días de ocurrido el terremoto y culminó 4 meses después. En dicho estudio se evaluó el trastorno objetivo de la vida de las personas en término de pérdidas concretas causadas por el terremoto, como por ejemplo: la pérdida de un familiar, de la vivienda, o del vehículo, la destrucción del colegio de los niños, o la del sitio de trabajo, entre otros. También se evaluó la reacción emocional frente al terremoto (alexitimia) que no es otra cosa que un déficit en el procesamiento de las emociones. Finalmente se realizó una evaluación de la capacidad de la respuesta inmune en función del tiempo.

Los individuos fueron ubicados en diversos grupos según el tipo de respuesta obtenida. Así, el grupo conformado por individuos que habían tenido un alto trastorno de la vida diaria medido por la prueba especificada anteriormente, fue comparado con el de aquellos que habían tenido poca o ninguna pérdida. También se pudieron diferenciar otros dos grupos: los que experimentaron una alta respuesta emocional (distrés) y aquellos que tenían un bajo disturbio emocional. En estos diversos grupos se midió su capacidad de afrontamiento inmunológico frente al terremoto.

El primer grupo, integrado por personas con bajo distrés y bajo trastorno de la vida constituye el grupo control normal. En estas personas la respuesta inmunológica es normal o ligeramente elevada, lo cual sirve de línea de base para compararla con los otros tres grupos. En el segundo grupo caracterizado, por personas con alto distrés y bajo trastorno de la vida, se observa una disminución de la respuesta inmune. A este grupo pertenecen las personas que se preocupan por todo y aunque en este caso el terremoto no las haya afectado materialmente, aún así tienden a magnificar las situaciones, lo cual cursa con una disminución de la respuesta inmune. En el tercer grupo, compuesto por personas con bajo distrés y un alto trastorno de la vida, en un principio pudiéramos pensar que debiera observarse una respuesta inmune elevada o por lo menos normal; sin embargo, se observó todo lo contrario puesto que es el grupo que tiene la respuesta inmune más baja. A este grupo pertenecen las personas que tienen dificultad para expresar sus emociones, que son auto-controladas, estoicas, o que simplemente niegan las circunstancias que están viviendo. Finalmente el cuarto grupo, integrado por individuos que están en alto distrés porque efectivamente tuvieron un alto trastorno de la vida por causa del sismo, paradójicamente, mostró una respuesta inmune normal, similar al grupo control. En este caso las personas están expresando una respuesta emocional elevada, acorde a las pérdidas que tuvieron que enfrentar como consecuencia del terremoto.

La conclusión más importante de este trabajo es que se debe expresar la emoción adecuada a las circunstancias que se están viviendo. Si usted tiene un distrés emocional porque algo serio le está ocurriendo en la vida, el sistema inmune lo entiende y colabora para que no se enferme, activando su respuesta. Así que cuando alguien le diga, tienes que tener pensamiento positivo y no puedes estar triste, porque sino el sistema inmune se te deprime, no le crea. Exprese sus emociones sanamente, es decir, experimentando lo que siente de acuerdo a las circunstancias que está viviendo.

Qué hacer en momentos de crisis. “En general en Venezuela tenemos poca cultura en el área de prevención, que es el escenario ideal a manejar: que todos aprendiéramos desde niños a conocer el sistema inmune, cómo protegerlo y activarlo. En Creando Salud hemos desarrollado herramientas de imaginación guiada (varios CD´s de diferentes temas y “Guardianes del cuerpo”, un video especial para niños , jóvenes y educadores) que están a disposición del público por un precio muy módico. También trabajamos contantemente la divulgación y formación de PNI mediante nuestros talleres (el último del año es el próximo sábado 10 de diciembre). En cuanto a una crisis que se presente de improviso lo indicado es solicitar asistencia psicológica y apoyo psicosocial, áreas en las que también contamos con un buen grupo de especialistas y en la que trabajamos en alianza con otras ONG y sociedades médicas, como la Sociedad Venezolana de Psiconeuroinmunlogía”, informa Castés.




Autora Esperanza Castillo Ocando
Fuente
http://www.enoriente.com

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Stress docente conclusiones

CONCLUSIONES FINALES

Todas estas estrategias y consejos pueden ayudar a controlar las posibles consecuencias negativas que el estrés causa en la salud del profesorado.

Consejos últimos para mejorar como personas y poder afrontar los distintos estímulos que puedan alterar nuestra salud:


Ser positivo no dejando actuar el afrontamiento negativo ante las dificultades.

Ser objetivo no distorsionando los problemas a los que hay que enfrentarse en la vida cotidiana.

Quererse a sí mismo valorando todo lo positivo que tiene cada uno.

Asumir los problemas, estudiar las posibles soluciones y asumir las responsabilidades.


No exigirse el máximo, recordando las propias  capacidades y no pedirse  por encima de ellas.


Ponerse metas alcanzables y razonables, aunque esto no implica querer superarse en todo momento.


No tener miedo al fracaso, ya que el que emprende una acción no siempre triunfa, pero es necesario intentarlo. Si se fracasa, hay que analizar las causas e intentar evitarlas en la siguiente ocasión.


Aceptarse físicamente, y buscar los puntos fuertes de cada uno, porque toda persona es única-



No dejar las cosas para mañana, hay que tener fuerza de voluntad ante el desanimo.


Dar importancia a las pequeñas cosas, la vida no está hecha de grande gestas, sino de pequeños acontecimientos que deben se importantes para las personas.


Buscar apoyos en los momentos de desanimo o de dificultad. Siempre hay alguien a tu alrededor dispuesto a ayudar aunque en algunos momentos se piense que se está solo.


Aprovechar las oportunidades que se presenta en la vida en cualquier momento.


Vivir el presente, y no estar siempre mirando el pasado y el futuro. Cada momento de la vida es digno de ser vivido.


No compararse con los demás, porque siempre habrá cualidades o defectos que son superiores en los otros, y esto no implica ser mejores o peores a ellos. Toda persona, por el hecho de ser persona, es digna de respeto y valoración.


Desarrollar el sentidos del humor, porque en ocasiones los problemas se minimalizan si son observado con mentalidad abierta.


Controlar los sentimientos, porque éstos empañan en ocasiones a la inteligencia y no permiten analizar las situaciones con objetividad.


Planear actividades porque el tener distinta actuaciones planificadas ayudan a no descontrolarse y a actuar sobre seguro.


Interesarse por las personas y las cosas, olvidando por algunos momentos que uno no es  el centro del mundo, sino que alrededor existen otros con distintos problemas y con necesidad de ayuda.


Hacer ejercicios físicos que ayudan a relajarse y a liberar los pensamientos negativos que provocan el estrés.


Tener esperanza porque cualquier situación que parece estresante e insufrible en algunas ocasiones, puede tener solución.


Extraído de

Cómo afrontar el estrés docente

Autora

Pilar Sanchez
Fuente y trabajo completo en:

http://pisaal.blogia.com/2010/112601-investigacion-sobre-estres-docente.-datos-de-la-investigacion.php


 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs