martes, 18 de junio de 2013

Cómo combatir el estrés laboral docente

¿En que medida afecta el estrés laboral al docente? ¿Qué podemos hacer ante esta situación? ¿Qué terapias están disponibles?  ¿Cómo podemos prevenirnos, manteniendo bajo el nivel de estrés? ¿Qué caminos buscar, para lograr el bienestar docente?


Periodicidad de estrés en el cuerpo docente.
Estudio pasados han demostrado que el grado de estrés entro los maestros ha ido aumentado. Los resultados han sido sumamente variables han concluido con cifras dentro del 30% hasta el 90% el más alto. Los estudios demuestran que entre un quinto o tercio de los maestros padecen fuertes síntomas de estrés, ahora existen más maestros que padecen esta grave enfermedad. Un estudio realizado en Chicago descubrió que el 56% manifestaron padecer dolencias físicas, el 26% enfermedades mentales, que son relacionados con el estrés que le causa la estancia en la institución. Los investigadores manifestaron que la situación del estrés entre los docentes y los modos efectivos para controlarlos sigue siendo un asunto crónico.

Se puede adoptar dos tipos de comportamientos para disminuir el estrés: Prevenir el estrés, orienta hacia sus elementos bio - psico - sociales principales: Mejorar la calidad de nuestras relaciones familiares y amigos. Intentar un enfoque vocacional mejorando el ambiente laboral posible. Desarrollar nuestro potencial físico- mental, y cultural de nuestro entorno. Mejorar, recuperar o reequilibrar las consecuencias derivadas de la acción del estrés una etapa individual y a un nivel en conjunto. Para esto podríamos recurrir a los tratamientos de terapias contra las alteraciones, o bien, el tratamiento biológico que intentan favorecer los sistemas de autorregulación del propio organismo. Las terapias a las que los empleados con estrés pueden recurrir son: Terapias físicas, Terapias químicas, Psicoterapias

Las terapias físicas son aquellas que no requieren atravesar el estrato dérmico para introducir el medio de tratamiento con el fin de conseguir los efectos biológicos deseados. Entre las que se encuentra la Kinesiterapia que son masajes terapéuticos, que se efectúa el uso de las manos. Se actúa mediante tres planos que son altamente diferenciados; el tejido conectivo, los músculos la estructura ósea - articulare, los huesos y las articulaciones. Gracias al masaje especializado podemos actuar a estos tres planos. La hidroterapia que es la cura por medio del agua aplicada exteriormente.

Las formas fundamentales para su aplicación son en forma de: lociones o lavados, envolturas parciales o totales, corros de aguas, baños, baños de vapor, andar sobre el rocío, la nieve o el agua. La Sauna se presume que mediante un baño sauna se piensa con más claridad, se riñe con un bajo nivel de violencia y se reencuentra la paz desperdiciada por el estrés cotidiano. Los beneficios que en los que contribuye la sauna en la persona estresada son: Ofrece una verdadera relajación y descanso aumenta el rendimiento personal y levante el estado de ánimo. Constituye una compensación para los perjudiciales hábitos de las personas estresadas y contribuye eficazmente al cuidado de la piel. En tanto que las terapias químicas Son aquellos modelos terapéuticos, que en si son moléculas químicas biológicas. Entre las que se destacan la acupuntura que radica básicamente en obtener de unos efectos curativos biológicos empleando mediante la técnica de de agujas especialmente diseñadas para este uso. La alimentación es el aprovechamiento realizado por nuestro metabolismo de los nutrientes digeridos por el aparato digestivo que han sido aportados mediante la toma de alimentos. Filoterapia o Plantas Medicinales el nerviosismo y la inquietud que provoca el estrés, se puede reducir mediante plantas curativas que nos ofrece nuestra madre naturaleza. Y por último la psicoterapia que se necesita resalta de ella, que debe coexistir pequeños momentos de alivio a lo largo del día para evitar que se acumule el estrés y lo deje a uno tenso y agotado.

Estos son algunos tips que Shwartzman comparte para mantener un bajo nivel de estrés en tiempos difíciles:
1.- Respira: Tómate momentos en el día para hacerlo de forma consciente por un minuto: Enfócate en la trayectoria del aire, desde que entra por tu nariz hasta que es expulsado por la boca.
2.- 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico. Si no quieres ir al gimnasio, no hay problema, existe buena evidencia científica que demuestra que con simplemente caminar seguido por 30 minutos diarios, hay un cambio favorable en tu salud. Si quieres seguir siendo productivo llévate tu celular contigo y camina en un centro comercial o parque en lo que haces llamadas.
3.- Intégrate a un grupo social donde se hable de algo diferente a lo que abordas en el trabajo. Evita que tu mente albergue solo pensamientos relacionados con tus tareas diarias.
4.- Nutre tu vida en pareja y organiza una salida semanal que sea especial para ambos. Puede ser simplemente salir a caminar, ir al cine; la idea es platicar, salir de la rutina y pasar unos ratos agradables juntos cada semana.
5.- Lee alguna novela o libro que no tenga que ver con el trabajo, procura hacerlo constantemente más que como excepción.
6.- Organiza retiros personales. Por lo menos una vez al mes, agenda un tiempo para tu persona, el cual dediques a “cambiar de aires” y poner las cosas en perspectiva. Si te es posible, sal de la ciudad un par de días.
7.- Recuerda cuál es tu misión en la vida, y qué es lo que te trae significado: persigue eso constantemente. El tiempo en esta vida es limitado. Cada momento es único y no se va a repetir. El trabajar es muy importante y el que le saques provecho a tu vida es muy importante también. Decide cómo vas a vivir cada momento y cuando tengas oportunidad también decide con quién quieres compartirlo.

En conclusión las terapias y los tratamientos son parte del bienestar del docente ya que encuentra en ellos la manera de relajarse, disminuir el grado de estrés que muchas veces le pueda ocasionar conflictos personales y problemas físicos, contribuye a mejorar la calidad de vida del maestro que conlleva a que este tenga un mejor desempeño académico dentro de las instituciones, no hay que dejar de lado que los tratamientos y las terapias solo ayudan a reducir los altos grados de estrés y a controlarlos, la mejor recomendación es no prestar demasiada importancia a los problemas que tienen solución y delegar actividades a sus empleados de confianza.



Extraído de
ESTRÉS LABORAL EN EL MAGISTERIO
Autoras
Suleiry Martínez Cruz
Alma Nelly Vazquez Garza
Universidad Autónoma de Tamaulipas

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs