lunes, 26 de mayo de 2014

Cuadro evolutivo del Síndrome de Burnout.


El Síndrome del quemado afecta a muchas personas, y se caracteriza por atravesar diversas etapas ¿Cuáles son? ¿Qué factores psicosociales determinan su presencia? ¿Qué consecuencias se observan? ¿Qué patologías están asociadas al Síndrome?

Este posee cuatro niveles de patologías:
1. Falta de ganas de ir a trabajar, dolor de espalda y cuello. Ante la pregunta ¿que te pasa?, la respuesta es “no se, no me siento bien”.
2. Empieza a molestar la relación con otros. Comienza una sensación de persecución (“todos están en contra mía”), se incrementa el ausentismo.
3. Disminución notable en la capacidad laboral. Pueden comenzar a aparecer enfermedades psicosomáticas (alegrías, soriasis, picos de hipertensión etc.). En esta etapa comienza la automedicación, que al principio tiene efecto placebo, pero luego requiere de mayor dosis. En este nivel se ha verificado el comienzo de la ingesta alcohólica.
4. Esta etapa se caracteriza por el alcoholismo, drogadicción, intentos de suicidio, suelen aparecer enfermedades graves tales como: cáncer, accidentes cardiovasculares, etc. Durante esta etapa, en los periodos previos se tiende a abandonar el trabajo.

En cualquiera de los niveles anteriores las emociones que se generan son: tensión, ansiedad, miedo, depresión, hostilidad abierta o encubierta. Esto afecta la calidad de las tareas, se deteriora el trabajo institucional, así como el agotamiento y las enfermedades.

En la actualidad, como consecuencia del constante y acelerado desarrollo científico técnico y de los procesos de optimización en la educación en busca de la excelencia educativa se producen acelerados cambios tecnológicos en las formas de organización, los métodos y medios de enseñanza y en los enfoque educativos que pueden afectar consecuentemente a los educadores en su rutina de trabajo, modificando su entorno laboral y propiciando situaciones de desgaste profesional que se suman a otros factores externos a la esfera laboral derivados de las generales y específicas circunstancias familiares o de su vida privada y social. De ahí la enorme importancia de conocer los factores psicosociales generales de desgaste profesional en la educación y el tratamiento adecuado al desgaste educacional.

La literatura especializada permite agrupar en áreas de desempeño algunos de los principales factores psicosociales que con notable frecuencia condicionan la presencia del desgaste profesional:
    a) Dirección:
a. Inadecuada delegación de responsabilidades.
b. Motivación deficiente
c. Falta de capacitación y desarrollo del personal
d. Sobrecarga laboral
e. Trabajo burocrático
f. Planeación deficiente
  
 b) Desempeño profesional
a. Actividades de gran responsabilidad
b. Creatividad e iniciativas restringidas
c. Cambios tecnológicos intempestivos
d. Ausencia de plan individual
e. Rivalidad profesional
  
 c) Tareas y actividades
a. Autonomía laboral deficiente
b. Ritmo de trabajo apresurado
c. Exigencias excesivas de desempeño
d. Actividades laborales múltiples
e. Trabajo monótono o rutinario
f. Poca satisfacción laboral
   
d) Ambiente organizacional
a. Condiciones laborales inadecuadas
b. Ambiente laboral conflictivo
c. Trabajo no solidario
d. Subvaloración del trabajador
e. Cultura organizacional coercitiva

Por último, como indican Maslach y Jackson, no todas las variables asociadas al Burnout tienen la misma capacidad predictora del Síndrome, sino que las variables estarán relacionadas, de manera diferente, con cada una de sus dimensiones.

Consecuencias del Síndrome Burnout
Como se ha explicado anteriormente las consecuencias de padecer el Síndrome de Burnout puede ser bastante grave. Se generan consecuencias personales, familiares y laborales que se encuentran en los estudios más relevantes de la literatura sobre el tema. Una vez más, aparecen de nuevo numerosas discrepancias entre diversos autores respecto a cuales son las principales consecuencias que afectan a los docentes en su ámbito de trabajo. Respecto a las consecuencias personales, destacan la incapacidad para desconectar del trabajo, los problemas de sueño, el cansancio que aumenta la susceptibilidad a la enfermedad, problemas gastrointestinales, de espalda, cuello, dolores de cabeza, enfermedades coronarias, sudor frío, nauseas, taquicardia, aumento de enfermedades virales y respiratorias que están relacionados en numerosas ocasiones con el abuso de fármacos tranquilizantes, estimulantes, abuso de café, tabaco, alcohol y otras drogas, destacando en la literatura la proliferación en las cifras de consumo de alcohol entre los profesores. En la misma línea, algunos autores encuentran que mayores puntuaciones en despersonalización dan lugar a un incremento de los trastornos psicofisiológicos, mientras que otros señalan que un alto nivel de estrés predice problemas de salud física y mental.

Así mismo, Matud, García y Matud, señalan que la insatisfacción con el rol laboral y la presión en el trabajo correlacionan con sintomatología de tipo somático, depresiva, de ansiedad e insomnio.

Por otro lado, Calvete y Villa presentan coeficientes de correlación significativos entre el cansancio emocional y síntomas de depresión, somatización, ansiedad, dificultades cognitivas y sensibilidad interpersonal. Por otro lado señalaron que las consecuencias que a nivel psicológico afectan al profesor que padece Burnout son numerosas: falta de autorrealización, baja autoestima, aislamiento, tendencia a la autoculpa, actitudes negativas hacia uno mismo y hacia los demás, sentimientos de inferioridad y de incompetencia, pérdida de ideales, irritabilidad, hasta casos más extremos de intentos de suicidio, cuadros depresivos graves, ansiedad generalizada, fobia social y agorafobia. Finalmente, cabe señalar como consecuencia evidente del estrés y el Síndrome de Burnout: la insatisfacción laboral, citada por un alto número de autores.

Finalmente, las consecuencias que el Burnout tiene sobre la familia han sido poco estudiadas en la literatura científica. Se describen profesores que llegan tensos a casa, agotados física y psicológicamente, con cuadros de irritación, cansados de escuchar y hablar sobre problemas de otras personas. Estas condiciones no propician, en absoluto, un clima ideal para una adecuada vida familiar y de pareja. Por otro lado, la vida de la pareja sufre un enorme deterioro, siendo la responsable de un importante número de divorcios dentro de este tipo de profesiones.

El Burnout también afecta de manera diferente a mujeres y hombres. Según diversos estudios, las mujeres presentan una serie de características relacionadas con el trabajo que las predisponen al síndrome: por ejemplo, presentan más conflicto de rol, sintomatología depresiva, conflictos entre la familia y el trabajo, entre otras. Maslach y Jackson precisan que las mujeres son más propensas que los hombres a la dimensión de agotamiento emocional. Los hombres, por su parte, son más proclives a la dimensión de despersonalización.

Muchas patologías asociadas directamente al estrés también pueden ser ligadas a la presencia del Síndrome de Burnout en los docentes. A continuación se mencionan algunas de las más frecuentes:
- Estado de shock.
- Neurosis post traumática.
- Neurosis obstétrica.
- Estado posquirúrgico
- Dispepsia
- Gastritis
- Ansiedad
- Accidentes
- Frustración
- Insomnio
- Colitis nerviosa
- Migraña
- Depresión
- Agresividad
- Disfunción familiar
- Neurosis de angustia
- Trastornos sexuales
- Disfunción laboral
- Hipertensión arterial
- Infarto al miocardio
- Adicciones
- Trombosis Cerebral
- Conductas Antisociales
- Psicosis severas.

Se aclara que las consecuencias directas del análisis realizado acerca de las variables predictoras del Burnout, están en consonancia con el planteamiento teórico de los autores. Así, en unos casos se hará más hincapié en las consecuencias organizacionales (relacionadas con la interacción que el trabajador mantendrá en su contexto laboral), en las personales (tanto desde el punto de vista psicológico como físico), o en las ambientales (referidas a las reacciones que el individuo presentará en su contexto vital).


Autor
M.Sc. Nereyda Piñeiro Suárez y Otros Autores
Extraído de:
http://www.ilustrados.com/tema/9034/Estudio-sobre-presencia-Sindrome-Burnout-profesores.html

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs