jueves, 26 de febrero de 2015

Perspectivas en el estudio del Burnout


El Burnout se encuentra presente en numerosos ámbitos laborales, en especial en las áreas de servicio, como la Docencia ¿Cómo se preocupa la ciencia en abordarlo? ¿Desde qué ámbitos se manifiestan los estudios?

Perspectivas en el estudio del Burnout
Clínica.
La corriente clínica está presente en el enfoque de Freudenberger en los años 70, quien sostiene que el burnout es un estado de agotamiento que surge como resultado del trabajo sumamente intenso y de la falta de preocupación por las propias necesidades. Freudenberger señala al burnout como la consecuencia de un deseo desmesurado por ayudar a otros, el cual hace que el trabajador se esfuerce cada vez más.

Freudenberger define al burnout como un estado de agotamiento emocional, físico y psicológico, donde la persona presenta un desgaste producido por el impacto negativo, acumulativo, trayendo como consecuencia un aislamiento emocional de las ocupaciones. Deduciéndose en una respuesta al estrés laboral crónico, que conlleva a actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional; así como a la vivencia de sentirse emocionalmente agotado. Según esta definición de burnout es que existen discrepancias sobre las personas que son más propensas a manifestarlo; por un lado, se sostiene que suele afectar a personas con gran intervención, es decir profesionales que brindan algún tipo de atención o servicio ya sea social, educativo o sanitario a otras personas, como médicos, enfermeras, abogados, policías y maestros. Existe otro grupo de personas que, pueden experimentar el burnout , y son todas las que trabajan en organizaciones de ayuda.

Psicosocial.
Esta perspectiva considera que el burnout se desarrolla a causa de la interacción de las características del entorno social y del orden personal Maslach & Jackson dieron énfasis a este enfoque tratando de orientar su investigación hacia la identificación de las condiciones ambientales de trabajo que conducen al burnout. Se interesaron en investigar la forma en que el estrés relacionado con el rol laboral puede llevar a una persona a experimentar fatiga mental, a dar un trato “mecanizado” a los clientes y auto percibir disminuida su habilidad para lograr éxito en el trabajo.

Considerando a Maslach & Jackson podemos entender cómo es el progreso del burnout en el individuo, los síntomas que se van presentando van pasando por una secuencia de etapas o fases, con señales diferentes; este proceso puede ser reversible utilizando estrategias de afrontamiento que permitan administrar las situaciones de estrés laboral crónico, sino fuera así podría progresar la situación hasta conllevarlo al abandono del trabajo, incluso hasta el de la profesión y en este contexto el individuo necesita de la ayuda de un profesional especializado para su atención. Para el diagnóstico de esta perspectiva se hace uso del MBI que de acuerdo a las investigaciones realizadas es el más usado por su coherencia con la teoría presentada.

Gil-Monte señala que a partir de la elaboración del Maslach Burnout Inventory - Human Services Survey  describe al síndrome como un proceso que se inicia con la aparición de agotamiento emocional, trabajo, otros autores mencionan al burnout como un proceso de desilusión y desencanto hacia la actividad laboral y ésta se va dando en cuatro fases de forma progresiva: entusiasmo, estancamiento, frustración y apatía.

El síndrome de burnout también se considera como un proceso donde el individuo pasa de una fase de desorientación a una inestabilidad emocional, sentimiento de culpa, soledad y tristeza, solicitud de ayuda y restablecimiento del equilibrio inicial con el que empezó la profesión.

Organizacional.
Goleman & Cherniss se interesa en investigar como las organizaciones y sus ambientes socioculturales afectan la respuesta de una persona al trabajo. A diferencia de Maslach, sostuvo que el agotamiento emocional, la despersonalización y la disminución de los logros personales son tres mecanismos para afrontar el trabajo estresante, frustrante o monótono.

La perspectiva organizacional considera que se produce el burnout cuando dentro de una organización profesional existen las siguientes condiciones: deterioro en el clima laboral, autonomía en el trabajo, ambigüedad del rol ,negativa dinámica del trabajo, condición laboral, cantidad de horas de trabajo, escasa capacitación, censura en el trabajo, insuficiente comunicación entre los equipos de trabajadores, condiciones laborales deficientes, presión en el desarrollo de las actividades y burocracia en la dirección, entre otros.

Además considera el análisis de las causas del burnout en la organización profesional y como un síndrome propio de algunos grupos de profesionales determinados: doctores, médicos, asistentes sociales, profesores y otros.

Socio Histórico.
Vandenberghe & Huberman enfatizó el impacto de la sociedad en el desarrollo del burnout y no el efecto individual o de la organización. También señala que cuando las condiciones sociales no conducen a una preocupación por los otros, es difícil mantener un compromiso con trabajos relacionados al servicio social.

Se considera en esta perspectiva histórica a los cambios sociales a los que están sometidos los profesionales que trabajan con personas, los cuales propician el distanciamiento entre las relaciones de servicio y la realidad social.




Extraído de:
NIVELES DEL SINDROME DE BURNOUT EN PROFESORAS DE EDUCACION INICIAL SECTOR CALLAO
Tesis para optar el grado académico de Maestro en Educación
Mención en Psicopedagogía de la Infancia
BACHILLER  ROSA GLADYS SOTO CARRILLO
BACHILLER NORKA ROSARIO VALDIVIA ESCOBEDO

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs