miércoles, 27 de mayo de 2015

Autoeficacia, autoeficiencia y satisfacción laboral

La autoeficacia es un conjunto de creencias sobre nuestras capacidades para llevar a cabo exitosamente nuestras actividades ¿Cómo se forma? ¿Se modifica en el tiempo? ¿En qué consiste la “satisfacción laboral”? ¿Incide en el desempeño profesional? ¿Se relacionan autoeficiencia y satisfacción laboral?


Desde hace más de tres décadas, Bandura definió la autoeficacia como el conjunto de creencias que poseen los individuos acerca de sus capacidades para llevar a cabo con éxito determinada tarea o actividad. Algunos investigadores reportan que la autoeficacia de los profesores mantiene una relación positiva con la motivación, el entusiasmo y el compromiso de los docentes hacia su profesión, así como con el aprendizaje de sus estudiantes. En concordancia, Holzberger, Philipp y Kunter mostraron evidencias del efecto positivo que tiene la autoeficacia de los docentes sobre la calidad de su instrucción.

Caprara, y otros propusieron algunas variables para analizar la eficacia docente, entre las que se encuentran la eficacia en la enseñanza, la gestión del aula y el compromiso con los estudiantes; estas variables ejercen cierta influencia tanto en los resultados de aprendizaje de los estudiantes, como en la satisfacción laboral de los docentes.

La autoeficacia de los profesores es más maleable y cambiante en las primeras etapas de la carrera docente, por tanto, conforme ganan experiencia los docentes en su ejercicio profesional, dicha variable tiende a fijarse. La autoeficacia parece configurarse mediante la influencia de una experiencia exitosa en el pasado; el apoyo verbal por parte de los directores, los estudiantes, los compañeros y los padres de familia, y las oportunidades para la observación de los compañeros. Paradójicamente, Klassen y Chiu reportan una disminución en la percepción de autoeficacia en las etapas finales de la carrera docente.

Por otro lado, algunos autores encontraron que la percepción de autoeficacia de los profesores se relaciona con diversas variables tales como el nivel educativo en el que se imparte la instrucción, la formación docente y el género. Por ejemplo, Wolters y Daugherty  encontraron que los docentes de primaria reportan mayores niveles de autoeficacia en comparación con los profesores de secundaria y de educación media superior. Asimismo, Woolfolk-Hoy y Burke investigaron la relación entre la formación de los docentes y la percepción de autoeficacia; reportaron un aumento significativo en el nivel de autoeficacia durante el periodo de formación e identificaron también un descenso al final del primer año de enseñanza.

En cuanto a la satisfacción laboral, Locke la definió como la sensación de plenitud y complacencia al realizar determinada ocupación o trabajo. De acuerdo con este autor, la satisfacción laboral puede desagregarse en dos componentes: el que se relaciona con el ejercicio de la profesión y el que tiene que ver con el ambiente de trabajo; estos componentes pueden ser independientes uno de otro. En este sentido, algunos autores demostraron que los docentes que se encuentran satisfechos con su desempeño laboral (tareas que realizan en la escuela y crecimiento profesional) pueden estar insatisfechos en otros aspectos, como las condiciones de trabajo, las relaciones interpersonales y el salario. Además, Wolters y Daugherty concluyeron que las mujeres manifiestan tener menores niveles de satisfacción laboral en comparación con los hombres, sobre todo en lo relativo a condiciones de trabajo.

Por lo anterior, la satisfacción laboral puede tener implicaciones en el compromiso con la escuela, en el desempeño profesional y, en consecuencia, en el rendimiento académico de los estudiantes. En síntesis, la satisfacción laboral parece desempeñar un papel relevante en las actitudes del profesor y en los esfuerzos que realiza para llevar a cabo las actividades relacionadas con la enseñanza.

Ahora bien, diversas investigaciones encontraron que hay una estrecha relación entre la satisfacción laboral del docente y su percepción de autoeficacia. En algunos estudios realizados en diversos entornos culturales se encontró que la autoeficacia y la satisfacción laboral docentes suelen asociarse de manera positiva. En consonancia, en un estudio realizado en cinco países de América del Norte y Asia, encontraron una relación estadísticamente significativa entre ambas variables.

En contraste, una pobre percepción de autoeficacia docente suele asociarse con mayores niveles de estrés y poca satisfacción laboral de los profesores, así como con la aparición de problemas de conducta de los estudiantes.

Por otra parte, Klassen y Chiu señalan que las creencias de autoeficacia y de satisfacción laboral no son variables estáticas y que se encuentran en un permanente desarrollo que fluctúa en consonancia con las características personales y las circunstancias cambiantes del entorno.

En este sentido, algunos autores encontraron que la cultura de los profesores puede influir en el grado en que se relacionan ambas variables.

No obstante que no se conoce a bien la dirección o causalidad de las asociaciones entre la autoeficacia y la satisfacción laboral, Caprara, Barbaranelli, Steca y Malone concluyen que la percepción de eficacia de los docentes afecta el grado de satisfacción laboral en su centro de trabajo



Extraído de:
Segundo Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (TALIS 2013)
Resultados de México
Sylvia Schmelkes del Valle

Consejera Presidenta de la Junta de Gobierno

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge

Busca en mis blogs